SEGUINOS EN:

Seguir a Voces4 en Twitter Seguir a Voces Anónimas en Facebook

CONTACTO

voces_anonimas@hotmail.com

Contador de visitas

CHAT

TU VOZ

TU VOZ
¡CONTANOS TU HISTORIA O LEYENDA! : voces_anonimas@hotmail.com

Seguidores

BLOG DE VOCES 3

viernes, 11 de marzo de 2011

Jugando al cuarto oscuro…

 

11- Jugando al cuarto oscuro – Sofia.M

Me llamo Sofía  y vivo en Montevideo, en una casa, a una cuadra del parque Rivera. Me encanta su programa, pero no quiero que lo pongan en este, solo la cuento como anécdota. Ya me ha pasado que no he podido dormir en las noches por causa de algún ruido inexplicable, pero hace nueve años que vivo acá y nunca me ha pasado nada de haberlo visto con los ojos. Solo un hecho que me pasó cuando tenía 11 años.

Cuando estaba en quinto año de escuela hacia handball en el campo deportivo del colegio. Después de eso llevábamos a la casa, a una amiga mía, que hacia Hockey, llamada Lucia.

Justo ese día, los padres de ella llegaban más tarde a la casa, entonces la invite a la mía. Aburridas, me pregunto si quería jugar al cuarto oscuro en mi cuarto. Yo le respondí que sí, porque realmente me gustaba el juego. Hicimos Ta-te-ti y yo la quede.

Para entender la historia en ese momento, cuando entrabas al cuarto te encontrabas con un baúl a la izquierda, al frente había un escritorio. Detrás del baúl se encontraba la cucheta donde yo dormía con mi hermana de 8 años. Y al lado del escritorio se encontraba un ropero que llegaba al techo del cuarto.

Salí del cuarto y cerré la puerta. Después de unos cuantos segundos de adentro del cuarto escuche “Ya podes entrar” cerré los ojos, abrí la puerta y escuche atentamente si había algún ruido que me guiara hacia el escondite de Lucia o de mi hermana, Inés. Mi hermano de 4 años iba detrás de mí, porque le encantaba seguirme.

Luego de algunos segundos escuche un ruido, que provenía de la cabeza de la cama de arriba, donde dormía yo. Era un ruido, como si alguien se estuviera moviendo. A juzgar por el ruido supuse, inmediatamente, que era Lucia. Me subí al baúl y trate de subir arriba de la cama de donde escuche el ruido. No me costó mucho y enseguida empecé a decir: “Lula, ya sé que sos vos no te vayas porque te voy agarrar”. Escuche a mi amiga tratando de huir mientras yo seguía diciéndole que ya sabía que era ella. Avancé rápidamente tratando de alcanzar la cabeza de la cama mientras le seguía diciendo que era ella.

Cuando llegue a la mitad de la cama escuche como bajaba las escaleras de la cucheta. “Lula no te vayas sé que sos vos y te voy a agarrar” le dije. Cuando escuche, finalmente que había terminado de bajar le grité “Lula, no te escon...”.

En ese mismo momento Lula me interrumpió diciéndome “Sofi, prende la luz y abrí los ojos. Te tengo que decir algo” La obedecí. Cuando la prendo veo que mi mejor amiga sale del ropero.

La mire y le pregunte si ella era la que había estado  arriba de la cama. Rápidamente respondió que no. Entonces dije: “Aaahh, era Inés” y en ese mismo momento veo a Inés saliendo de uno de los cajones del escritorio.

“Eso era lo que te quería decir. Yo siempre estuve en el ropero e Inés en el cajón, y no te miento”. La mire aterrorizada empecé a gritar y salimos todos corriendo del cuarto. Le conté a mi madre, y ella en broma me dijo que era un espíritu.

Después de dejar a Lucia en su casa, le pregunte a mi madre si cuando compramos la casa era recién hecha. Ella me dijo que no, que antes era un salón de yoga.

Volví a jugar al cuarto oscuro, pero nunca más en mi cuarto. Muchos me joroban, aprovechando que yo le tengo miedo a esas cosas y muchos me dicen que no fue nada. Pero yo sigo insistiendo que esa tarde, casi como a las 9:00 yo me topé con las voces anónimas.

4 comentarios:

Fakuus dijo...

Yo vivo frente al parque Rivera y nuca me paso nada de estas cosas, pero eso no quiere decir que no me importe, yo siempre pienso que esas cosas son como gente que quiere ser liberada de algo, como espíritus yo que se. Lo que se es que viviendo frente al parque con esa oscuridad nunca me paso nada así pero siempre estoy como... no se si asustado pero si atento a ver si pasa algo, y parece mentira pero me da mas miedo estas cosas que son inexplicables a que alguien me robe o me pegue.

Mer dijo...

pahhh... jugando al cuarto oscuro... que recuerdos...
claro que en mi caso conocía a todos los que estaban jugando.. ;)
...mmmmmmm....
el parque tendrá algo que ver???..
ese lugar tiene algo... además de ser un hermoso lugar...
me gustó la historia...

Tulii dijo...

paaa. a mi me paso algo parecido jugando al cuarto oscuro pero fue en halloween de hace 2 años.
Invite 3 amigas para pasar halloween juntas. Y a una se le dio por querer jugar al cuarto oscuro, y todas apollamos la idea. Jugamos en mi cuarto, que ahora es de mis padres. Primero iba Mayte, nos escondimos, ella entro, pero derrepente se escucha un grito de ella, y encendimos la luz, i la vemos sentada en la silla del escritorio i dice que habia alguien sentado en la silla, pensando que era alguna de nosotras al agarrarlo vio un par de luces rojas que parecian ojos y ahi fue cuando grito. i le dije, lo habras imaginado, deja que yo las busco. Ta me fui para afuera, se escondieron i entre. Cuando entrabas al cuarto veias primero la cama al costado pegada a la puerta, i al fondo los plarares. Cuando fui a buscarlas, pase por el costado de la cama llendo para el fondo tocando todo, y siento que algo me agarra el pie i digo ta chikilinas no es gracioso i mayte enciende la luz, y veo como las chikilinas estaban eescondidas arriba de la cama i no habia nadie en el fondo i grite. Y sentia que alguien me agarraba el pie i no me dejaba ir, hasta que las chikilinas fueron a donde estaba i esa presion en el pie se fue.
Esa noche me dejo marcada

Virginia dijo...

muy buena la historia, la verdad me atrapó... me encantan éstas historias
un saludo a todos